Modalidad De Venta Online #YoMeQuedoEnCasa

Subir y bajar escaleras, la gran barrera

Sillas Montaescaleras Curva BRUNO

De entre todas las grandes complicaciones que encuentran las personas con facultades físicas disminuidas, las escaleras representan la peor de todas. En la mayoría de los edificios los ascensores no dan respuesta a este problema, pues sus puertas no llegan al ancho mínimo para que una silla de ruedas estándar entre con facilidad. Las puertas de estos aparatos deben tener un ancho mínimo de 85 cm y un interior de 140 cm x 110 cm.

Afortunadamente, empresas como Transportes Verticlaes tienen la alternativa a los ascensores para escaleras perfecta para eliminar esta barrera arquitectónica en su edificio o en su propio hogar con el uso de las sillas salvaescaleras.

Este objeto, la silla salvaescaleras, se presenta como la solución ideal para que cualquier persona con movilidad reducida pueda acceder a ellas con seguridad, bajarlas o subirlas, trasladarse de forma autónoma y sin riesgos por unos espacios que son inevitables en cualquier edificación.

SILLA SALVAESCALERAS
Se trata de un sistema elevador, para el cual es imprescindible instalar una guía o riel siguiendo el curso de la escalera.
Actualmente, la empresa fabrica sillas en el país y también importa sillas bajo la marca Bruno Lifts, empresa internacional.

Esta solución puede ser instalada tanto en sillas curvas como rectas

ESCALERAS RECTAS:
En escaleras rectas proveemos sillas importadas de USA marca BRUNO de entrega inmediata, nuestra empresa tiene Stock permanente de este modelo.

ESCALERAS CURVAS:
Para escaleras curvas, nuestro proveedor en USA las fabrica a medida. Nuestra empresa realiza una medición con fotometría y a los 90 días se puede instalar.

 

 

Soluciones verticales, la alternativa a los escalones

Sillas Montaescalera Recta Bruno

La vida moderna demanda que cada día tengamos mejores espacios de acceso a nuestras viviendas y espacios de trabajo. Y es que una ciudad de nuestros días debe contar con acceso para todo tipo de personas con alguna discapacidad o de edad avanzada. Las sillas para escaleras facilitan la movilidad de nuestros abuelos y permiten que puedan desplazarse sin necesidad de la ayuda de otras personas. Existen diferentes tecnologías para facilitar el ascenso o descenso de pisos y niveles en una edificación. Las sillas montaescaleras, por ejemplo, permiten que personas de la tercera edad o minusválidos transiten por las estaciones sin necesidad de usar escalones.

En casa, los ascensores residenciales son una de las soluciones más óptimas para cambiar de niveles en una casa de varios niveles. Estas tecnologías facilitan el movimiento de objetos pesados, la seguridad de niños y ancianos, además de agregar elegancia a la casa. Son ascensores de tecnología hidráulica con capacidad de carga de 300 kilos o 4 personas. Puede funcionar con los 220 volts que ya tiene la propiedad y las medidas pueden ser ajustadas según las necesidades de los habitantes. Los ascensores residenciales reducen la posibilidad de una fatalidad en el hogar al evitar exponer a personas débiles o vulnerables a las escaleras.

Las sillas sube escaleras, al igual que los elevadores, ayudan a las personas en silla de ruedas a que puedan tener vidas productivas e independientes en el espacio en el que se muevan. Ya sea una oficina, la calle o en su propio hogar, las plataformas para sillas de ruedas son las soluciones del siglo XXI para la movilidad. En una oficina incrementa la productividad y en casa da una sensación de comodidad.

¿Cómo podemos saber qué tecnología es la más adecuada para nuestras necesidades?
Ascensor residencial hidráulico
Lo primero que necesitamos determinar es el tipo de usuario que usará las plataformas para sillas de ruedas. Si nuestro abuelo(a) aún no usa silla de ruedas, pero le cuesta desplazarse usando las escaleras, la mejor opción son las sillas montaescaleras. Este tipo de tecnología le permite sentarse en una silla mientras asciende o desciende por la casa. Esta silla sube escaleras te permite subir de forma recta o haciendo una curva. No hacen mucho ruido y cuenta con descasa brazos para mayor comodidad del usuario. Además, permite la manipulación mediante control remoto y se alimenta de dos baterías que se recargan continuamente con un tomacorriente ordinario. Permite llevar a alguien cuyo peso no sea mayor a 136 kilos.

¿Cómo mejora la vida las sillas salvaescaleras?

La vejez es una etapa en la vida de nuestros seres queridos que debe pasar por la menor cantidad de problemas y complicaciones. Tener accesos cómodos en su casa les proporciona la seguridad y el confort necesario para que puedan realizar sus tareas cotidianas sin necesidad de un personal dedicado a su cuidado. Esto reduce los gastos y las preocupaciones de los familiares más cercanos, además de permitir que realicen más actividades de las que podrían hacer si solo estuvieran confinados a un piso.

Las personas que se recuperan de enfermedades o accidentes son también los usuarios perfectos para esta tecnología. Las escaleras son espacios en la casa que pueden poner en peligro una recuperación o incluso poner en riesgo la vida de un paciente. El uso de plataformas para sillas de ruedas o sillas para escaleras son esenciales para reducir este riesgo y generar una recuperación efectiva. Incluso si ninguno de sus familiares requiere el uso de esta tecnología, adecuar su casa para ellas dará mayor confort en los años venideros, cuando se encuentre retirado y necesite de un espacio cómodo para vivir.

Los transportes verticales siguen innovando.

La movilidad en los hospitales es tan vital como la atención médica. En una situación de urgencia, trasladar un paciente de un espacio a otro puede significar la vida o la muerte del mismo. Además de la velocidad de traslado, los medios de movilidad de un hospital deben reducir al mínimo la posibilidad de accidente de sus pacientes. Las escaleras y los baños deben estar propiamente hechos para que una persona en recuperación no se lastime al intentar moverse dentro del hospital. En el caso de las escaleras, las plataformas oblicuas suelen ser la mejor solución para mover pacientes de un lugar a otro.

¿Cuáles son las principales características de este tipo de plataformas? En primer lugar, no necesitan de mucha asistencia, pueden ser activadas con un simple botón. En segundo lugar, tienen el tamaño suficiente para trasladar tanto al paciente como al enfermero y poseen el suficiente espacio para subir una silla de ruedas o una camilla pequeña. Poseen también un piso contra derrapes y pueden funcionar sin necesidad de estar conectada a la electricidad. Incluso en un apagón seguirían funcionando. Estas plataformas también tienen un botón de emergencia que permite que se detenga súbitamente en caso de ser necesario. Es ideal para hospitales ya que posee barrales de contención para que el paciente se sostenga mientras está arriba.

Otro factor de importancia es el alto nivel de adaptabilidad que poseen. Las plataformas pueden ajustarse si no se tiene el espacio necesario, si no se puede invadir el riel con la línea municipal o si simplemente se necesita un color que empate con el estilo del lugar. Colores como el beige, el gris claro, gris humo, negro y blanco son los tonos más utilizados. Las estaciones del metro suelen requerir este tipo de plataformas para hacer que los pasajeros con problemas de movilidad puedan entrar sin dificultad. Otros espacios públicos como las oficinas de gobierno suelen ser también los que necesitan este tipo de plataformas.

Las plataformas de acceso oblicua en línea recta también poseen una botonera simple con botón de emergencia y llaves de servicio para evitar que sea usado indiscriminadamente por la gente. Con tan solo 1200 mm puede funcionar y alimentarse con 220v de batería. No ocupan mucho espacio son muy útiles para lugares en dónde circulen todo tipo de usuarios. Las sillas de ruedas no se mueven y suben lentamente de un nivel a otro. Al llegar al final del recorrido se aseguran magnéticamente a fin de que la persona pueda retirarse con la confianza suficiente.

La tecnología de hoy en día permite que todo tipo de ciudadanos puedan desplazarse con total independencia en inmuebles que en otras épocas estaban negados para ellos. Han evitado un gran número de accidentes a personas con dificultades de movilidad y colaboran con un mundo más incluyente. Los propietarios de un negocio de varios niveles ganan un mayor número de clientes que necesitan de este tipo de facilidades y dan una mejor imagen ante el público. Los transportes verticales siguen innovando y creando herramientas que la sociedad demanda. En un futuro no muy lejano, este tipo de transporte interno será una obligación para ciertos lugares que no pueden operar sin ellos. Los hospitales y los edificios de gobierno han sido los primeros en adquirir las plataformas de acceso oblicuas o similares. Las empresas y los negocios pequeños deben ver estos equipamientos en sus instalaciones como inversiones que redituaran a largo plazo.

Es muy importante tener las medidas necesarias para que puedan operar óptimamente en las escaleras que lo requiera. Existen variaciones en el producto que son determinadas con base a las necesidades especificas del cliente. Tome eso en cuenta antes de adquirir el suyo.

 

Barreras arquitectónicas, un trabajo de todos los Argentinos

Para hacer de este mundo un lugar mejor para todos se debe ser consciente de las dificultades a las que, diariamente, las personas con capacidades disminuidas o los ancianos se enfrentan. Lo que para la mayoría de la población no es más que un simple escalón, para aquellos que van en silla de ruedas significa un muro dificil de superar. Las barreras arquitectónicas en las ciudades o en los propios hogares deben ser eliminadas en post de la mejora de la calidad de vida de un amplio sector de la población.

Mientras que para la calle estas mejoras dependen de los distintos gobiernos, dentro de la vivienda es exclusiva responsabilidad de sus habitantes conocer e implementar medidas que eliminen estas barreras. La sustitución de una bañera por una placa ducha, la ampliación de las puertas, la ubicación en altura de interruptores, tomas de corriente, elementos mal fijados al suelo, como cables, alfombras y felpudos, la adaptación de los muebles de la cocina o del cuarto de aseo y, sobre todo, la subida o bajada de las escaleras son las barreras más comunes dentro de los hogares.

Argentina tiene todavía un largo camino por recorrer para eliminar las barreras arquitectónicas que cubren todas sus calles, edificios y el transporte público, pero no solo en espacios públicos e infraestructuras. Este país también tiene mucho trabajo por delante para concienciar a sus propios ciudadanos para colaborar en este sentido. Y es que no son pocos los que con su actitud, dejadez e irresponsabilidad dificultan aún más el día a día de las personas que lidian con minusvalías o con una edad avanzada que les hace tener disminuidas sus habilidades motoras.